martes, marzo 28, 2017

Un hogar en tu abrazo.


Esa incertidumbre que te descoloca,
lo incierto de un encuentro,
no saber si lo que el corazón te cuenta,
es lo que  alumbrara tu camino.

Y emprendes el viaje…
con el miedo a lo desconocido,
el temor al desencanto,
y mucho, muchísimo miedo.

Y te recibe el abrazo más tierno,
la sonrisa más franca,
el beso más sincero.

Y desaparecen las dudas,
encuentras tu hogar en su abrazo,
entre sonrisas y nervios,
entre confidencias y besos.

 Y caminas con orgullo, apoyada es su brazo
una historia que comienza,
un hogar… en un abrazo.


Reme Gras.
Derechos reservados.

sábado, febrero 18, 2017

En el reflejo de tus ojos

Una sombra oculta tras la mirada,
apenas sostenida detrás de lo visible,
entornando las pestañas
para no dejarla escapar.

Tus labios, queriendo sonreír apenas,
forzados, haciendo un mohín,
tal vez imitando la sonrisa,
pidiendo a gritos ser besados.

 Tu gesto, serio, contenido…
 respirando con ansia,
agotando hasta el suspiro,
queriendo dar lo mejor sí  mismo.

Y lo das, sin querer…
 te das, en cada mirada, al descuido
en cada palabra escrita con o sin pluma,
 es ese mostrarte tal cual, caballero sin escudo.

En el reflejo de tus ojos,
 se encuentra Ginebra,
y es reina sin corona…
pero es… tú reina.

 Reme Gras.
Derechos reservados.

martes, febrero 07, 2017

Lo intento

Lo intento,
intento no mojarme,
que la lluvia corrosiva no me roce,
lo procuro, me esfuerzo
y me empapo, calando hasta el hueso.

Impermeabilizo mi espíritu,
que no mi piel, ni mi carne,
pero es inútil…
me traspasa la saliva maligna.

Hasta el pensamiento emponzoñado,
el rumor maldito,
y  el escupitajo del maledicente.

Lo intento…
quiero sobrevivir en esta maldita tierra,
y solo consigo comprender,
que no soy de este mundo.

Que mi interior, es de otra materia
y que vivir es un autentico suplicio
el sinsentido, más absurdo que existir pueda.


Reme Gras.
Derechos reservados.

jueves, enero 12, 2017

Verguenza

Avergonzada de esta carne,
que se rebela y olvida,
empeñada en conservar sus instintos,
tropezando en la misma piedra.

Olvida el oprobio al que se somete,
cuando su naturaleza reclama
y vuelve a ser víctima de su propio deseo,
arriesgando su dignidad sin pudor.

Vergüenza que rebota contra la propia piel,
devuelta a sus vísceras
a lo más profundo de su ser,
en manos de su propia imperfección.

Busca donde esconderse del mundo,
donde ocultar su fracaso,
el lugar donde ahogar su propia angustia,
y dejar de sentir, vergüenza de sí mismo.


Reme Gras.
Derechos reservados.

viernes, diciembre 23, 2016

Carne y piel.

Carne y piel

De finos y diferentes hilos,
de tensiones y materias distintas,
trenzados en ambivalentes cruces,
formando un musculo, firme y sustancial.

Sensibilidades distintas
en formas dispares y complementarias,
luces y sombras que compiten
en batalla desigual y desequilibrada.

Choque de estrellas que estallan hasta fundirse
recreando un  big_bang
hasta alinear los elementos,
formando un solo cuerpo.

En esa amalgama de materias,
que juntos y armonizados,
forman, la carne y la piel.


Reme Gras.
Derechos reservados.

SILOE @ copyrights